Ojo de Dios

México es un país colmado de tradiciones milenarias que se conservan a través del tiempo para que lleguen intactas a las nuevas generaciones.  Es el caso de la cultura de los indígenas Wixarikas conocidos como Huicholes, asentados en el oeste central de México en la Sierra Madre Occidental que abarca los estados de Jalisco, Durango, Zacatecas y Nayarit. Precisamente por ellos se conoce hoy el significado del Ojo de Dios.

¿Qué representa?

La meditación, la oración profunda y prolongada son los elementos apropiados para tejer y construir como un compromiso este valioso objeto.  Durante mucho tiempo los más jóvenes de las montañas de Nuevo México han hecho Ojo de Dios en círculos de aprendizaje, recibiendo la sabiduría de parte de sus mayores.

  • El Ojo de Dios es considerado un símbolo de poder ver y comprender aquello que no se conoce y que no podemos escudriñar.
  • Es una herramienta ritual, mágica y un símbolo de la cultura de los Huicholes y Tepehuan  que da sentido al tejido y lo asocia a lo espiritual.

Este símbolo es un tejido de hilo y un objeto espiritual que consiste en un conjunto de cinco rombos a base de cruces de madera que van tejidas con vistosos colores. Es tradición para entregarla cuando nace un niño, el ojo central es tejido por el padre, se va agregando un ojo por cada año de la vida del niño hasta que llega a los cinco años.

Esta práctica espiritual  y contemplativa es muy antigua que representa un gran valor para los pueblos indígenas de las Américas cuya variación es mínima en relación a la ubicación y la historia de cada uno de esos pueblos.

Significado

La historia ha sostenido que este símbolo era parte de la religión de los Huicholes y Tepehuan, indígenas mexicanos. Ojo de Dios, ha sido creado para celebrar el nacimiento de un niño, bendiciendo ese hogar, con confianza en la Providencia Divina que todo lo ve.

  • Tal es la fe de este símbolo que durante la época colonial española en Nuevo México, se colocaban en los lugares de trabajo y cuando tenían que viajar, se consideraba un compañero que bendecía el camino.
  • Este símbolo posee cuatro puntos que representan los procesos elementales de tierra, fuego, aire y agua.

El nombre que le dan los Huicholes al Ojo de Dios es Sikuli cuyo significado literal es “el poder de ver y entender cosas desconocidas”.

En las comunidades Huicholes tradicionales, se guardan con gran respeto los  símbolos que generan el conocimiento, patrimonio recibido de sus ancestros quienes tuvieron visiones durante las ceremonias o rituales, allí les fue otorgada la guía de los dioses que aparecieron antes que ellos en muchas formas.

La intensidad de estas visiones era tan abrumadora que el nativo no podía ver.  Para mostrar a otros la visión, se convirtió el Ojo de Dios en un símbolo tejido en palos con hilo de manos, en colores diversos obtenidos de bayas y flores.

Aquí hace su aparición el nierika siendo un artefacto ritual importante con varios significados, es considerado como una visión metafísica, el aspecto de un dios o un antepasado colectivo, es decir que el término lo utilizan para referirse a una deidad. Entonces un nierika significa un cuadro, una apariencia o una representación sagrada. Lo definen como la convergencia de energía y creencias que prolonga la sabiduría de los antepasados utilizando lo físico para concentrar esta transcendencia. Es la conexión entre el pasado y el presente.

Ojo de Dios Huichol

Tipos

En la actualidad los artesanos indígenas tejen versiones complicadas o variadas del tradicional Ojo de Dios.

Se considera un objeto religioso y también como arte fácil para enseñar a los niños la profundidad de su significado. La fabricación se puede encontrar en diferentes formas:

  1. Una pequeña ronda o cuadrado es una tableta con un agujero al centro, recubierta con cera de abejas y resina de pino. Allí se prensa el hilo de colores. Puede verse como una estera para oración.
  2. Una pequeña tabla rectangular o cuadrada, tejida con hilos de colores sobre una rejilla de palos de bambú, también con un agujero en el centro que viene siendo el portal mágico a través del cual se perciben la humanidad y la deidad.
  3. Una cruz formada por un conjunto de cinco rombos a base de cruces de madera tejidos con vistosos y múltiples colores. Los tejidos están conectados por dos palos perpendiculares que son el apoyo para el primer ojo cuando se está elaborando. Se cuelga en la pared y se usa en ceremonias y oraciones.

Cada color tiene un significado específico:

  • Negro representa la vida, es el color del Océano Pacífico
  • Azul es el color de la lluvia, el agua que simboliza al dios Huichol Rapawiyene y la laguna sagrada de Chapala ubicada en el estado de Jalisco.
  • El blanco se asocia a las nubes y al aire pero también se relaciona con la muerte.
  • El rojo significa la vida de los dioses, en la zona del dios Peyote.
  • Finalmente el morado representa la vida del hombre.

Ojo de Dios Huichol 3

La combinación de todos los colores, demuestran la gran comunión entre el pueblo Huichol con sus antepasados. Reflejan la unión espiritual entre el hombre y la naturaleza, aprovechando la energía de ambos para obtener protección y conocimientos.

Referencias bibliográficas

  1. https://www.eluniversal.com.mx/destinos/que-es-el-ojo-de-dios-y-que-significa-para-los-huicholes
  2. http://yosoydenayarit.com/ojo-de-dios-significado/
  3. http://williamenck.art/es/el-ojo-de-dios/
  4. https://www.absolum.org/arte_ojo_de_dios.htm

¿Cómo citar?
Ojo de Dios. Autor: Editores de EnciclopediaCultural.com Última edición: mayo 7, 2020. Disponible en: https://enciclopediacultural.com/ojo-de-dios/

Deja un comentario